martes, 23 de noviembre de 2010

Un equipo de VALIENTES

"A los argentinos nos han robado la épica."
Hernán Brienza

El viernes 19 de noviembre, el periodista y escritor Hernán Brienza presentó su último libro, publicado por la editorial Marea: Valientes, Crónicas de Coraje y Patriotismo en la Argentina del Siglo XIX.

Anunciando la presentación, Brienza proclamaba en Facebook con su humor característico:
 
"Están todos invitados... Me acompañarán por orden alfabético Mario Pacho O`Donnell, Ricardo Forster y Roberto Caballero. Canta Alejandro Guyot y y toca la viola Edgardo González. El dibujo de tapa es del capo José Massaroli... Cómo ven se trata de un equipo de valientes... Bueno, ¡y también estoy yo!"  
 

El primero de los hechos que condujeron a Moreira a integrar ese selecto equipo de Valientes desde la tapa,  fue el encuentro repentino, el año pasado,  con  Los Buscadores del Santo Grial en la Argentina, libro que tuve que comprar ipso facto, después de hojearlo brevemente, al comprobar que en él Hernán exploraba a fondo un tema que me tocaba muy de cerca:  Poco tiempo antes yo había escrito el guión de Los Grutynos, una historieta ideada por Beto Noy y dibujada por Ramón Gil, que se basaba en la posibilidad de  la existencia de un enclave Templario en la Patagonia y la llegada del Santo Grial a estas costas.

Más semejante a una novela policial que a una densa crónica periodística, la lectura de Los Buscadores... me deparó gratos momentos, como el encontrar entre sus páginas referencias a gente conocida por mi cuando andaba tras la leyenda del Grial en Las Grutas, Río Negro. No tuve más que buscar a su autor en Facebook y agregarlo como amigo; así son las cosas en estos tiempos virtuales.

Tiempo después, descubrí que Brienza había escrito El Loco Dorrego, sobre uno de nuestros más nobles próceres, bastante soslayado por la Historia Oficial. Casualmente, yo también había escrito y dibujado la vida de Dorrego allá por 1984, para el diario La Voz. Segunda coincidencia.


 
Percibiendo a través de Facebook la calidad humana y la espontánea simpatía de Hernán, me animé a pedirle cuando estaba a punto de presentar mi ¡¡Juan Moreira!! en la Biblioteca Nacional, que me acompañara en la charla, seguro de que aportaría un interesantísimo punto de vista histórico a la mesa que compartimos con Andrés Valenzuela y Felipe Ávila.


La sorpresa fue mayor cuando al encontrarnos en persona por primera vez, compartiendo un café en Maipú y Lavalle, Hernán me pregntó si había leido su nota sobre Moreira. ¡Nueva coincidencia, nuevo tema en común: yo desconocía totalmente la existencia de esa nota! Días después, al leerla, comprobé que no me había equivocado al elegirlo, ya que aportaba una aguda comparación con la figura de Martín Fierro, que compartí plenamente.

La presentación de mi libro, editado por La Duendes, fue un éxito, el afecto de tantos amigos nos desbordó y fue un gusto compartir esos momentos imborrables con Hernán.
Valenzuela, Massaroli, Brienza y Ávila en la Biblioteca Nacional

Tiempo después, encuentro un mensaje suyo en mi contestador, lo llamo y me pide autorización para usar algunos dibujos de Moreira para un libro que estaba pór publicar. Accedí gustoso a lo que consideré un honor. Lo que no me imaginaba era que, dias antes de la presentación de Valientes, ¡iba a encontrar mi Moreira en la misma tapa del libro! Fue una gran alegría, realmente.

 
Miguel Brascó, el autor de La Vuelta de Obligado, la emblemática canción, observa a  dos miembros de 34 Puñaladas cantando Los Jazmines de San Ignacio, aque dramático tema que inmortalizara Ignacio Corsini
Así que allá fui, junto con Ramón Gil, el dibujante de Los Grutynos, a la sala Borges de la Biblioteca Nacional, donde pude ver y oir a Pacho O´Donnell, quien nombró "su heredero" a Hernán, a Caballero, director del diario Tiempo Argentino y al filósofo Forster, los que evaluaron positivamente el estilo borgiano y a la vez revisionista de la obra; un libro donde se rescata del olvido a héroes postergados o execrados por la Historia Oficial como Juana Azurduy, Martiniano Chilavert, el gaucho Ribero o el mazorquero Cuitiño.


Cuando Hernán dijo: "¡Porqué está este dibujo en la tapa? Bueno... porque es un libro sobre Moreiras, ¡son todos Moreiras!", quedó aclarado al fin el misterio y me sentí muy feliz de que mi dibujo haya logrado reflejar esa valentía del que pelea hasta el fin por lo que más quiere: su libertad, su gente, su patria.
De yapa, me encuentro con Tom Lupo, quien editara la revista Banana en donde publiqué "Los Viajes de Zaratustra",allá por los '80s. ¡Otro grato momento!

Estas cosas son las que le dan sabor al oficio de contar y dibujar historias: cuando desde el tablero y la PC se crea un puente hacia la aventura de encontrarse con la gente real, la que hace.  

Sólo me queda agradecerte, Hernán y desearte la mejor de las suertes con Valientes y con todo lo que hagas, y que siempre sea en bien de nuestra historia argentina y por lo tanto, de nuestro presente! 

jueves, 18 de noviembre de 2010

El Día del Dibujante con Garaycochea y su pandilla

El 10 de noviembre se festeja el Día del Dibujante en la Argentina desde tiempos inmemoriales.  Carlos Garaycochea, como tanta otras veces,  organizó la cena anual donde veteranos y jóvenes profesionales del humor gráfico, la historieta, la caricatura y la ilustración nos encontramos, nos sorprendimos y nos emocionamos sin dejar por eso de engullir unas sabrosas empanadas y pizzas.


No pude menos que recordar aquella primera cena de fin de año, a la que asistí con mis compañeros del curso de anatomía y dibujo que daba Angel Borisoff en el IDA, allá por 1971. Casualmente, la organizaba la Asociación de Dibujantes, cuyo presidente era a la sazón... ¡Carlos Garaycochea!

 
Entre los artistas presentes se encontraban Demián Aiello, Guillermo Almeida, Poly Bernatene, Alberto Caliva, Coper, José Del Bo, Jorge De los Ríos, Santiago Dufour, Esteban Espósito, Lito Fernández, Rubén GalussoJorh, Claudio Kappel, Lombar, Eduardo Maicas, Gabriel Marchesini, Meiji, Beto Páez, Paio Zuloaga,  PatiSendra, Sócrates, Hernán Torre Repiso (Yacaré) y muchos más... 
Con mi maestro y amigo, Lito Fernández y José Del Bo, de visita de los EE.UU.
Galusso, Beto Páez, Almeida, ¡cuánto hace que no los veía!

A los postres, se procedió al antiguo rito de intercambiar, sorteo mediante, dibujos originales entre los presentes. Lamentablemente, ignoraba esto, por lo que no llevé nada y me quedé afuera del sorteo, envidiando a los felices ganadores, que no dejaban de exhibir orgullosamente sus preciados trofeos.



Sendra y Garaycochea conducen el sorteo de originales.



El origen de esta querida tradición se pierde en la noche de los tiempos, cuando los dibujantes de antaño, de traje y corbata, organizaron la primera cena anual, ignorando quizá que ya entrado el siglo XXI, nuevos y veteranos artistas continuaríamos entrechocando vasos y abrazándonos fervorosamente al calor del tinto, el blanco y la amistad. 
¡Que siga siendo así!
 Una de las cenas de otrora, donde se lo ve, a la derecha, al gran Pablo Pereyra. Foto de O. Laino
 

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Un asado del Estudio Géminis... acá cerca pero hace tiempo. (Homenaje en el Día del Dibujante)

Hoy, 10 de noviembre de 2010, Día del Dibujante, quiero recordar los tiempos felices que compartí con los amigos de Géminis, a modo de sincero homenaje al entrañable grupo humano que tanta y tan buena historieta produjo a lo largo de más de 20 años.

 Meriggi, Gil,  Caliva y Massaroli comparten la mesa con  familiares y amigos.

Ya en 2008, como homenaje en  nuestro día, yo había realizado un video que contaba la historia del estudio, legendario "refugio de dibujantes", como lo definió Gaspar González, su alma mater.
Ahora, continuando el camino empezado entonces, voy a rescatar del olvido esta filmación, único testimonio fílmico de aquellos tiempos, realizada por una de las artistas amigas del estudio, Stella Maris Fusé, en un asado que organizamos con Horacio Merel a comienzos de 1991 en el club Ferrocarril Oeste, en el porteño barrio de Caballito.



Hacía muchos años que nuestro compañero Rubén Villarreal había partido para Italia, y Stella quiso aprovechar la ocasión y filmar un saludo para enviarle. No estuvimos todos, lamentablemente: pero se hizo lo que se pudo. Fueron de la partida: Edilio Bustos, Alberto Caliva, Stella Maris Fusé, Ramón Gil, Horacio Merel, Rubén Meriggi y Hernán Torre Repiso. No faltaron cónyuges, hijos y amigos, dándole un cálido marco familiar al encuentro.

Torre Repiso (Yacaré), sirviendo el asado a lo grande
 
Bustos sitiado por representantes de la nueva generación
Un juvenil Meriggi ante la mirada serena de Merel. Al fondo,  Gil controla el asado

El camino de la filmación fue lento: después de un tiempo en manos de Gaspar, pasó a las mías, pasó más tiempo... y al fin Rubén pudo ver su video recién cuando volvió de visita a la Argentina... ¡en 1999! Y bueno... peor es nada, ¿no?

Con Rubén y Frank Szilagyi en 1999

Ahoa que pasaron unos cuantos años más, ninguno de nosotros puede volver a ver esto sin que "se le piante un lagrimón". Horacio Merel ya no está, los chicos han crecido, las canas se enseñorearon de nuestras cabezas... pero la amistad y el compañerismo siguen bullendo en nuestros corazones. Géminis continúa uniéndonos a través del tiempo, y por eso hoy, Día del Dibujante, quise recordarlo compartiendo este pedazo de historia con los viejos y nuevos dibujantes amigos que pasen por aquí.


¡¡¡Un feliz DÍA DEL DIBUJANTE para todos!!!

lunes, 8 de noviembre de 2010

Almorzando con García Ferré y Orquídeo Maidana

En el blog de Orquídeo, todo sobre el inolvidable almuerzo en el que se festejó el cumpleaños N° 81 del querido don Manuel García Ferré.

No faltó el inefable Pelusa Suero, que se mandó un "show" de antología (hay video)

lunes, 1 de noviembre de 2010

Dibujantes 2010, la fiesta de la historieta nacional en Rosario

La segunda edición de Dibujantes, organizada por la Asociación de Dibujantes del Litoral (ADL), se realizó en Rosario entre el 15 y el 20 de octubre.

Estuvo muy buena; sin llegar a la altura del año pasado, quizá perjudicada un poco por la cercanía del CrackBangBoom, que se desarrolló apenas una semana después y que obligó a muchos a tener que elegir, ante la imposibilidad de asistir a ambos eventos. Fui de los que eligieron Dibujantes.

Al llegar, la simpatía de Mónica Ojeda y Laura Capdevila, las primeras representantes de la ADL que me encontré, me hizo sentir como en el primer encuentro, un año antes. Con buena voluntad, se subsanó el inconveniente de que no hubiera dibujos míos en la sala de exposiciones, y así pude colocar mis páginas de Juan Moreira y del Pato Donald en un panel muy bien ubicado.
 Con el veterano guionsta Jorge Morhaín, compañero de tantas patriadas
  Enseguida nomás me topé con mi viejo amigo  Jorge C. Morhaín, a quien hacía un año no veía, lo que me permitió, además de intercambiar libros y noticias, ponernos de acuerdo sobre la forma de encarar la charla de presentación de Juan Moreira, pautada para las 17 del domingo.
Los dibujos estaban a la altura del público: Moreira para los grandes y los patos...
Luego, todo fueron reencuentros, abrazos y buenos momentos:  César Carrizo, Eduardo Risso, Keki, Marcelo Frusín, Marcos Vergara, Ramiro Rossi, Rubén Meriggi, Tino y Romina Córdoba, y más, muchos más...

Con el tucumano Néstor Martin,  a quien conocí aquí mismo, el año pasado

Con Mariano Chinelli, el mayor difusor de la obra de H:G: Oesterheld de que tenga noticia
Con el "sensei" Oscar Capristo, siempre listo a mostrar sus conocimientos de kung fu

Lalia y Morhain, junto a los coordinadores de la charla: Esteban Tolj y Leandro Arteaga

Tras presenciar la interesante charla de Horacio Lalia, el homenajeado principal del evento, nos trasladamos a una parrillada vecina, donde pasamos muy gratos momentos, sin olvidar los generosos brindis por nuestro arte y profesión.

Con el "Banda Dibujada" César Da Col, hijo de un gran compañero y amigo: Armando da Col

Con el dibujante, poeta y amigo entrerriano Leonardo Albornoz, autor de un bello poema dedicado a juan Moreira

Lalia exhibe a pedido de los comensales la remera oficial del evento con uno de sus magníficos dibujos

El domingo amaneció con un brillante sol que me permitió disfrutar de un paseo por la orilla del río Paraná, que tantos recuerdos me trae, mientras aguardaba el momento de volver a Dibujantes.
 Las banderas siempre flameando ante el Monumento a la Bandera
 
Con los rosarinos Osvaldo Laino, Tolj y Kiro (Fernando R. Campos)
Con Morhain y la rosarina Amanda Ríos (¡gracias por las fotos!)
Fue llegar y encontrarme con don Osvaldo Laino. Poco después llegaba E. Tolj, quien oficiaría de coordinador de la charla de presentacion de mi libro. Mientras aguardábamos a que llegara  la hora, que lamentablemente se fue postergando casi hasta la noche, me instalé en una mesa junto al dibujante peruano Javier Quijano, y mantuve largas charlas con Tolj, un apasionado de los temas gauchescos, y el periodista Leandro Arteaga, quien me invitó a grabar una charla recordando a mi querido maestro, el santafesino Pablo Pereya.

Charlando con Arteaga
Con el dibujante y editor peruano Juan C. Silva, con una lámina que me acaba de obsequiar
Con otro artista peruano: Javier Quijano, junto a un zombie recién hecho, en "vivo y en directo"

Al fin se pudo realizar la charla, tras proyectar un video sobre el libro, y debo decir que salió muy bien, dado el conocimiento que mis acompañantes tenían sobre el tema gauchesco. Así quedó oficialmente presentado  ¡¡Juan Moreira!! al público rosarino, lo que me produce una gran emoción, dada la relación cercana que siempre tuve con Rosario, ciudad que conozco y amo desde mi infancia.

En el vasto auditorio del Centro Culutral de la Zona Sur de Rosario, donde se realizó Dibujantes
Con Tolj y Morhaín, amantes del tema gauchesco y excelentes compañeros de charla

Inmediatamente se realizó el acto de cierre, con entrega de premios, medallas y diplomas, donde la calidez y simpatía de Carlos Barocelli, Mónica Ojeda, Kiro, y tantos amigos y amigas del ADL brilló como siempre a gran altura.


Recibiendo una distinción generosamente otorgada por la ADL, de manos de Lalia, el principal protagonista del evento

El broche de oro fue compartir unas tremendas pizzas y entusiastas brindis en la casa-estudio que generosamente Barocelli puso a nuestra disposicuión, junto con los dibujantes que resistieron hasta el último minuto, entre ellos el humorista cordobés Jericles, Salvador Sanz, Keki, Lalia, los peruanos Quijano y Silva y muchos cálidos y cordiales integrantes de la ADL. ¡Una noche inolvidable!


El talento no está reñido con el buen apetito, evidentemente...

Siempre me es muy grato volver a Rosario. Y cuando se trata de Dibujantes, más todavía! Así, que, amigos rosarinos: ¡a ponerse las pilas para el año que viene, que éste sigue siendo uno de los encuentros  más importantes para los que privilegiamos antes que nada estar con la historieta nacional; la que se hace, se publica y se lee aquí!