martes, 18 de diciembre de 2018

Rubén Meriggi, compáñero de aventuras

El Martes 12 de Noviembre falleció sorpresivamente Rubén Meriggi, a la temprana edad de 59 años. Aunque nunca trabajamos juntos compartimos sin embargo una época de partidos de fútlbol, asados y eventos historietísticos que consolidaron una larga amistad que perduró en el tiempo. No la mellaron largos períodos de tiempo sin vernos. Reencontrarnos era continuar un diálogo dejado hacía un rato apenas. 

Fines de 1985. Peni, Massaroli, Ramón Gil, Pablo Pereyra, Enrique Meier, Horacio Merel, Rubén Meriggi, hijo de Merel y Miguel Rep


Fines de la década del '80, Uno de los tantos partidos de fútbol en que nos enfrentábamos "los de Columba", los de Humor", "los de Jaime Díaz". Parados: Fer Mut, Rubén Meriggi, Armando Fernández, ... Walter Alarcón y Alberto Caliva; abajo: Massaroli y Peni.


En un asado realizado por los compañeros del estudio Géminis en Ferrocarril Oeste, a cominzos de los '90, con Horacio Merel

El personaje que más satisfacciones le dio: Crazy Jack, su gran creación, con los guiones de Gustavo Amezága



Durante el tiempo en que dejamos de vernos, Rubén desarrolló su particular estilo de dibujo hasta límites de calidad e impacto asombrosos. Aquí su potente versión de Conan el bárbaro

El reencuentro, después de algunos años sin vernos se produjo en el festival Frontera, realizado en Morón, a fines de 2005. No había perdido para nada ni el buen humor ni la energía que siempre lo caracterizó



Dos viajes a Chile, invitados para participar en la Expocomic de Santiago, en 2009 y 2010, nos permitieron compartir días de  inolvidables , caminatas, charlas, bromas, brindis y la feliz comprobación de que seguímos siendo los viejos compinches de antaño


Dando una charla juntos en la Universidad Católica de Santiago de Chile. 2009


En el Hipódromo de Santiago, 2010



En un encuentro realizado en Villa Martelli



Compartindo con Horacio Lalia y Sergio Ibáñez los días del Comicon de Córdoba, la última vez que viajamos juntos


En uno de los tradicionales almuerzos organizados por la familia Columba en la que nos reuniamos los colaboradores de la vieja y querida editorial: con Walter Alarcón y Ramón Columba lll


Casi sin creerlo, escribo esta nota de despedida. Afloran los recuerdos, muchos. Las recurrentes discusiones y reclamos con los del otro bando cuando jugábamos partidos de fútbol, la primera vez que Rubén  habló en público, en 25 de Mayo, los almuerzos que compartíamos cuando nos visitaba en el estudio Géminis junto con su gran e inseparable amigo Walter Alarcón, almuerzos en que no faltaban las... aletas de tiburón!, los festivales que Rubén organizó repetidas veces en el Hogar Pradere de San Isidro, a los que no dejaba de invitarnos y que eran a beneficio de sus alumnos, la primera vez que lo vi, siendo él un adolescente, cuando salía de casa de Lito Fernández, para el que los dos trabajábamos...

 Mucho más podría escribir sobre las andanzas que compartimos y que ahora ya son dolorida nostalgia por un tiempo irrecuperable, a la vez que alegría de saber que en estos recuerdos Rubén sigue con nosotros permanentemente. 

Por eso, no te digo adiós, Rubén, compañero de aventuras (como me llamabas), te digo Hasta Siempre.

martes, 4 de diciembre de 2018

Sobre la Historieta histórica y gauchesca

Acaba de aparecer en el espacio virtual el N° 5 de la Revista digital del Instituto de Investigaciones del Área de Folklore, de la UNA, con el nombre de identidad Cultural, y como siempre dirigida por el historiador Hugo Chumbita, en la que se me ha concedido un espacio para un trabajo mío sobre la Historieta histórica y gauchesca a través de más de 100 años de historia argentina. Se ha publicado la primera parte, quedando dos partes más para los próximos números.

Estos son los promeros tramos de la nota: 

LA HISTORIETA HISTÓRICA Y GAUCHESCA (1ª parte)

20/11/2018
El arte de la historieta ocupa un espacio importante en el terreno o cultural, por su capacidad de intervenir en la educación de las nuevas generaciones de manera ágil y entretenida. La Argentina ha producido una de las grandes escuelas de historieta, y muchos de nuestros autores han influido en sus colegas de América latina, Estados Unidos, Europa y otras latitudes. Aquí nos centraremos en la historieta que cuenta nuestra propia historia; algo que no siempre fue fácil hacer, dada la óptica extranjerizante que se nos imponía. En una visión amplia −aunque no exhaustiva− del recorrido de este género, veremos cómo, tras comenzar imitando a los grandes maestros norteamericanos, empieza a surgir la inquietud de buscar un lenguaje propio, pasamos por la influencia italiana y francesa, y vivimos los vaivenes del mercado editorial nacional.

   Hace un tiempo participé de una animada charla entre dibujantes chilenos y argentinos, donde la discusión se empantanó en el dilema “manga japonés versus comics norteamericanos”. Se puso mucha energía en argumentar a favor o en contra de ambas formas de narrativa gráfica, pero nadie mencionó ni abogó por una historieta nacional. ¿Es natural esto? ¿No deberíamos dedicar más tiempo y esfuerzo a descubrir, difundir y realizar una historieta que tenga que ver con nosotros mismos? ¿No es alienante poner tanta atención en lo que nos llega de otras regiones y tratar de imitar lo que no somos? ¿No sería bueno que nos ocupáramos más de contar la historia de nuestros países, de nuestro continente?

   Se me preguntará tal vez qué es una historieta nacional, trayendo a colación el dilema que planteaba Alberto Breccia en 1978: “¿Con qué patrón definimos lo nacional? ¿Es nacional El Eternauta porque transcurre en Buenos Aires y no el Sargento Kirk porque pertenece a la épica de la conquista del Oeste norteamericano, aun cuando las dos hayan sido escritas y dibujadas en el país?“ (Trillo y Saccomanno, 1980: 152).

   Trataremos de aportar datos que ayuden a encontrar una respuesta. En casi noventa años que abarca el desarrollo de esta forma de expresión en la Argentina, hay una extensa producción de historietas que contemplan nuestra historia, recreada por una legión de artistas que tenían y tienen el corazón "mirando al sur".

Los primeros gauchos de tinta
Debo al aporte de Cipriano Lavalla el descubrimiento de una curiosa historieta infantil de Cándido Villalobos, en la revista Caras y Caretas de mayo de 1899, que
muestra el ensayo de una historieta nacional ya en el siglo XIX ¡nada menos que con el emblemático Juan Moreira como protagonista!

  Desde 1912 se comienzan a publicar historietas de manera continuada en Caras y Caretas: estadounidenses las primeras, ya que ese fue el origen del llamado “noveno arte”. Pasaron unos cuantos años hasta que editores y artistas repararon en nuestro pasado como fuente de relatos tanto o más interesantes que los importados. Ello comenzó a fines de la época del yrigoyenismo, con dos tiras que presentaban como personaje principal una gran figura mítica: el caudillo Facundo Quiroga.  

   En 1928 aparece “El Tigre de los Llanos”, desde el número 1 de El Tony, la primera revista de historietas del mundo, publicada por la incipiente Editorial Columba. La dibujaba un conocedor del tema, Raúl Roux, dando inicio al ciclo “Pasajes de la historia argentina”.



Agradezco profundamente a la gente que hace Identidad Cultural con tanto amor y dedicación, la generosidad con que se me ha otorgado este espacio, que espero mi trabajo, fruto de largo tiempo de imvestigación y estudio, pueda llegar a merecer. Los lectores dirán.

viernes, 30 de noviembre de 2018

Noche de los Museos en el instituto Juan Manuel de Rosas

El 10 de Noviembre, coincidiendo con el Día del Dibujante y el Día de la Tradición, se reañlizó una vez más La Noche de los Museos. Invitado por el Instituto de Investigaciones Históricas Juan Manuel de Rosas a través de su secretario de cultura, el historiador Pablo Vázquez, participé  del evento con mis dibujos y mis libros, y dibujando allí mismo ante la importante concurrencia, qu no dejó de fluir a pesar de haber sido una noche especialmente tormentosa, con calles anegadas y problemas de tránsito.
El edificio sede del instituto, la antigua casa del célebre músico Pirincho Canaro

Ante la bandera que flamea en el balcón que da a la calle Montevideo

En la impresionante biblioteca del instituto, encuentro una evocación de la batalla de El Quebracho, donde el invasor pagó cara su osadía


Haciendo lo que más me gusta

Mis libros, acordes con el lugar

Conversando con la gente, sobre tantos hechos poco conocidos de nuestra historia



Pablo Vázquez guiando a los visitantes

Pablo exhibiendo una reliquia: el presupuesto del año 1841, encuadernado y perfectamente conservado, donde se pueden observar detalles como la renuncia del gobernador Rosas a su sueldo

Fue una muy linda noche, donde puede dialogar  extensamente con los visitantes y profundizar en muchos aspectos de los hechos y próceres olvidados por "la historia oficial". Todo mi agradecimiento a la cordial y atenta gente del instituto, 


¡un espacio indispensable para el conocimiento de nuestra verdadera historia!

lunes, 19 de noviembre de 2018

Grata sorpresa en el Día del Dibujante

Los amigos del blog Columberos me han
hecho el hermnoso regalo, en el Día en
que los dibujantes clebramos nuestra
loca, abnegada e irreemplazable 
profesión, de esta elogiosa y ojalá 
merecida nota sobre mi carrera de
más de 40 años: 

sábado, 10 de noviembre de 2018

José María Massaroli, de profesión, señor dibujante!!

En este día en el que se festeja su oficio, en el blog no queremos dejar pasar la oportunidad de homenajearlo y agradecerle por su arte y por el entretenimiento que nos brinda. Así que repasaremos un poquito el camino de su vida y su talento.
El joven maestro Massaroli












Para leer la nota completa, ir a la página de Columberos:

¡Muchísimas gacias, querdios amigos, por este reconocimiento lleno de afecto!

¡Espero que continúen cada vez con más entusiasmo, quridoas amigos, esta valiosa tarea de rescatar a tantos profesionals que llenaron mies y miles de páginas de historieta argentina a lo largo de muchos años en una editorial, Columba,  que ocupa toda la historia de la historieta argentina del siglo XX
¡Adelante!

lunes, 12 de noviembre de 2018

Día del Dibujante: diez años de un video sobre el Estudio Géminis

El 10 de Noviembre es el Día del Dibujante. Y esta vez cumple 10 años un video con el que quise recordar, allá por 2008, para esta misma fecha, a un lugar y un grupo humano únicos en el mundo de la historieta nacional: el Estudio Géminis, la mítica "Oficina" que compartimos tantos dibujantes entre 1970 y mediados de los '90.  Fue la nostalgia lo que me llevó a acometer, Windows Movie Maker mediante, la realización de un video que recordara los 23 ó 24 años de aquella "Oficina", que se hallaba en el noveno piso de la Galería Azul, en la calle Lavalle 2317 de la ciudad de Buenos Aires.



Es un video de aficionado, sin ninguna pretensión, pero me gustó mucho hacerlo, hilvanar las imágenes de los queridos amigos con los que vivíí tantas horas de luchas, sueños, trabajo duro y esparcimiento en un lugar que ya no existe físicamente pero nunca se irá de nuestros corazones: donde nos encontramos por lo menos dos de nosotros, está "La Oficina".


Un rcuerdo especial para los compañeros que se nos fueron definitivamente en estos años: Carlos Leopardi, Francisco Pancho Camet, Horacio Merel, Jorge Gemelli, Ángel Fernández (homónimo de Lito Fernández), y Sergio Mulko. ¿Definitivamente?... ¡Claro que no!: Siempre están cerca, alrededor, en las anécdotas, historias, los infinitos recuerdos y la pasión del dibujo y la historieta de la que son parte inseparable de cada uno de los "geminianos".