lunes, 27 de marzo de 2017

Merecido reconocimiento para Martha Barnes: recibe la Orden del Buzón

Los amigos que llevan adelante la revista Aquel Buzón comenzaron su actividad anual con el primer encuentro de la Orden del Buzón en la sala Facundo Cabral del bar Celta, el martes 14 de marzo. Imposible faltar: se le otorgaría esta distinción a la muy querida colega y amiga  Martha Barnes, y tuve el inmkenso honor de ser invitado a entregarle personalmente el Buzón y Farolito de rigor en las propias manos de la artista.

Abren el fuego los habituales conductores de estas entrañables reuniones, Rubén Reale y Osvaldo Crespo

 Vean si no es merecidísimo el premio: Dibujante de exquisito y moderno trazo, con larga trayectoria como historietista, nació en la localidad de Moreno, provincia de Buenos Aires, Argentina. Estudió Bellas Artes en la provincia de Mendoza y al regresar a la capital comenzó a trabajar profesionalmente en la editorial Muchnik. Dos años más tarde empezó a dibujar para Columba y siguió haciéndolo hasta que la editorial cerró sus puertas (50 años en la revista Intervalo, además de las otras, abordando con gran calidad y creatividad todos los temas). Trabajó como historietista para Ediciones Record, diario La Nación, Editorial Difusión – Esquiú y diversas editoriales extranjeras, entre ellas la renombrada editorial estadounidense DC Comics. También realizó colaboraciones como ilustradora para las editoriales Estrada, Codex, Acme, Sigmar, Kapelusz, entre otras. En resumen: casi 70 de sus intensos 85 años dedicados con enorme talento a una pasión que la atrapó desde siempre: el dibujo y la historieta.

Habiendollegado recién con Martha, se nos reune el director del Museo del Humor, el amigo Hugo Maradei, contando que en la actual muestra sobre los 100 años de la Historieta Argentina, cuentan en el museo con una hermosa página de Martha

Martha firmando el libro de los premiados con la Orden del Buzón

Hora de pasar a recibir la preciada distinción, bajo el aplauso y el cariño de la sala llena

Presentación en sociedad

Martha ha recibido su premio, y Osvaldo le explica por qué

Orquídeo Maidana, mi personaje, el que tiene el privilegio de ser del gusto de Martha, le ha mandado unos versos y me toca recitárselos

El mundo de la historieta
Cuenta con artistas grandes,
Y entre ellos, Martha Barnes
Brilla con luz clara y neta,
Genial, talentosa, inquieta,
Y si tanto se destaca,
Es justo que hoy comparta
Esta orden del buzón,
Por eso, de corazón…
¡es tuyo, querida Martha!


Martha no pierde ocasión de dibujar

Una pequeña admiradora cosecha la inmediata y contagiosa simpatía de Martha
La Orden del Buzón ha sido entregada a más de 900 protagonistas de la cultura nacional, entre ellos los dibujantes Hermenegildo Sabat, Carlos Garaycochea, Jorge "Faruk" Palacio, Fernando Sendra, Juan C. Colombres "Landrú", Caloi, .un servidor, y ahora al fin una mujer, la no por nada bautizada "La primera Dama de la Historieta", Martha Barnes

Mi amigo, el animador Natalio Zirulnik nos acompañó en la grata velada

La Orden del Buzón, nació en el Museo Manoblanca, situado en la legendaria esquina de Centenera y Tabaré, en el barrio de Pompeya, que inmortalizara en su tango el poeta Homero Manzi. Fue fundado en 1983 por su director D. Gregorio Plotnicki. Se trata de una institución de carácter privado, declarada de interés cultural por la Honorable Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de interés turístico por la Secretaria de Turismo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Esta distinción consiste en un bello buzón confeccionado artesanalmente- en escala 8 veces más pequeño que los que se encuentran en algunas esquinas de Bs. As. y un distintivo para la solapa. Se entrega como reconocimiento a aquellas personas comprometidas con la cultura. Es "Parte de nuestra historia ciudadana". "Punto de referencia de encuentros" Símbolo de resistencia cultural. 

Natalio, Martha, la cantante Graciela Barrios, Massaroli y el pintor Guillermo Didiego

La mayor parte de las fotografías son gentileza de Imagen Exclusiva LG. ¡Muchas gracias!

La versión de Martha en su blog: https://marthabarnes.blogspot.com.ar/2017/03/orden-del-buzon-primer-encuentro-del.html?showComment=1490186738917#c2939554020869873675

lunes, 20 de marzo de 2017

El Manuscrito en Pánico Rock & Comics

El pasado 10 de marzo estuvimos con Marcelo Pulido, editor y guionista de El Manuscrito, nuestro último libro con la historieta que incursiona en el universo de El Eternauta y es protagonizada nada menos que por un guionista de nombre Germán.





 
 Pulido y Massaroli en pleno programa

Ya se está haciendo costumbre para mí, visitar a este querido programa, que se transmite por Radio Lexia, una emisora online con base en pleno centro de la ciudad. La hospitalidad de siempre de su conductor, Alberto Scholiadis, junto con los otros integrantes del staff como Lea Caballero, CJ Camba, María Eugenia Alcatena y otros, nos hizo sentir como en nuestra casa. Pasamos una larga hora contando sobre nuestro trabajo de reciente publicación, oyendo buena música y hojeando libros y revistas.


Con M. E. Alcaten, Caballero, Lara lee, Pulido, Scholiadis, Camba, El Manuscrito y un ejemplar de la revista Aquel Buzón, a la hora de las despedidas

La nota completa se puede escuchar en:

https://www.mixcloud.com/panicorockycomics/cap%C3%ADtulo-138-marcelo-pulido-y-jos%C3%A9-massaroli/

Fotografías: gentileza de Pánico Rock & Comics

lunes, 13 de marzo de 2017

Sudestada en la Recoleta


El  viernes 24 de febrero, convocados por ,os organizadores del Festival Sudestada,  nos concentramos en el Centro Cultural Recoleta (de 14 a 22) ilustradores, dibujantes, diseñadores, editores y admiradores de los libros ilustrados para adultos, jóvenes y chicos. Fue una jornada de charlas de Isol, Christian Montenegro, Diego Parés, Sergio Langer y una entrevista pública del periodista Martín Pérez al editor Sebastián García Schnetzer, creador en Buenos Aires y Barcelona de la emblemática editorial de este rubro: Libros del Zorro Rojo.

 Bajo un calor sofocante y un sol impiadoso, el entusiasmo no decayó y ahí estuvimos toda la tarde, en un ángulo del Patio del Aljibe, al fondo del Centro Cultural Recoleta, a la derecha, siempre "campanando un cacho é sombra en la vereda"..



También hubo una muestra, Sudestada 100, curada por Ángela Corti, que reunió a cien artistas; y una feria de editoriales como Loco Rabia Editora, Hotel de las Ideas, La Editorial Común, La Duendes, Chocho Serigrafía, Pictus, Pequeño Editor, Editorial Municipal de Rosario, Jellyfish, Periplo, Galería Editorial, Ojoreja, Moebius, Musaraña Editora, Maten al Mensajero, Limonero, Calibroscopio, AH Pípala, La Pinta y Libros del Zorro Rojo. Para terminar, se realizó una fiesta de cierre con pincha de vinilos.

 Todos mis libros de La Duendes, más los de Fabro. Zorro Rojo, Historieteca y las revistas de Rebrote aprovecharon cada centímetro cuadrado de una mesa que resistió a pie firme los embates de la canícula

  A pleno sol

El desfile del numeroso público fue incesante 

Con la simpática compradora de un ejemplar de El Manuscrito

Por allí nos encontramos con Marcos Amayo Acosta a quien debemos algunas de las fotos, Leonardo Kuntscher, Pablo Sapia, Paio Zuloaga,  la gente de Dibujados, los muchachos de la revista Quiebre, Hugo Maradei, Alberto Scholiadis, Jok, Silvia Peralta, del Quioskito de Libros, Diego Parés, Emiliano Raspante,  y muchos amigos más, esquivando el rigor de la feroz resolana, buscando la sombra bienechora de una palmera huidiza y finalmente, disfrutando de la llegada de "la fresca", a medida que la noche fue trayendo el ansiado alivio.
Finalmente, a la noche refrescó un poco y se acrecentó la cantidad de público entre música, charlas, encuuentros, el generoso reparto de Cynar bien frappé y agua, mucha agua

Agradecemos a la gente de Sudestada que hizo maravillas para lograr un festival del libro donde no sólo el público sino autores y editores pudimos pasar una tarde distinta, de contacto directo entre la obra y el lector..¡Felicitaciones!
¡Y que se repita!

lunes, 27 de febrero de 2017

La Noche de los Dibujantes en la Ciudad Cultural Konex



El viernes 17 de febrero nio solo fue uno de esos días tremendamente calurosos que nos depara el duro verano de Buenos Aires, sino que también fue tal vez el día más largo del año para los dibujantes y la gran cantidad de público que se hizo presente en la Ciudad Cultural Konex, mítico reducto de la cultura porteña, desde las 19 horas hasta... ¡hasta que las velas no ardieron!


Allí estuvimos, convocados por sus organizadores entre los cuales se destaca la figua del gran Horacio Altuna, junto a más de 100 colegas y amigos, dibujando bajo las estrellas, sumergiéndonos en el río de gente que iba y venía por los infinitos espacios y recovecos, estrechando viejos conocidos en un abrazo, ya que fueron cinco horas horas de comunión entre los artistas  y los miles de entusiastas asistentes.  Recién a las dos de la mañana, cuando algunas gotas de lluvia refrescaban apenas la noche, se dio por finalizada magia.




Algunos encuentros: Alan Dimaro, quien me obesquió su cuarto tomo de su ya consolidado personaje Cabrón, Manuel Cativa, quien sacó algunas de estas fotos, Hugo Maradei, Sonia Olmo, Jorh, Pipi Spósito, la Colorada Majox, Marcos Vergara, Alejandra Lunik, Diego Parés, Gabriel Fix, Pablo Sapía, Esteban Podetti, Jorge Lucas, Silvio Kiko, Gustavo Salas, Marcelo Pulido, Luciano Saracino... y seguro que me olvido de muchos más.

De entrada nomás, tras el siempre grato encuentro con Eduardo Maicas y Cacho Mandrafina, posamos junto al amigo Marcos Amayo Acosta, a quien debo esta y otras fotos

Enseguida se suma nuestro querido maestro Lito Fernández

La silla en que me tocaba dibujar estaba ocupada por Horacio Lalia, nada menos

Más allá, Maicas empezaba a complacer a muchos de sus admiradores

Altuna fue de los que no le dieron tregua al lápiz

"Bueno, Horacio, descansá un poco, ya es mi turno"

Arrancamos dibujando un vikingo, a pedido del "consumidor"

No faltó quien me pidiera un Pato Donald

Altuna también dibujó una de sus tiras diarias allí, delante de todos, sin las infinitas preguntas y comentarios consiguieran demorar su pluma

Juan Pablo Maicas, hijo de Eduardo, cantó su emotiva Zamba para Juan Salvo

En el Quiosquito de Libros, al cuidado de Andrés Accorsi, alcancé a entrever algunos de mis libros, de los cuales tuve que firmar varios a lo largo de la noche.

Muchas más cosas hubo en esta noche impar: Combate de los Dibujantes, dibujantes cantores, muestra de dibujos, reportajes al paso, talleres "en vivo"... demasiado para una sola persona. Imposible estar en todas partes a la vez. Eso me lleva  pensar que es una característica de esta época signada por la aceleración y la multiplicidad de hechos simultáneos, pantallas, videos, música, largas colas para recibir un dibujo del artista preferido, que conducen a una fragmentación de las percepciones, donde nadie puede contar cómo fue todo, sino solo la parte que le tocó; un poco como en el cuento de los ciegos que tocando un elefante tenían que contar cómo era y uno decia que era una gran pata, toro, una gran trompa, y así.


Pero, bueno, eso queda para la reflexión y el análisis. Nos llevamos la satifacción de haber compartido horas con los colegas, amigos y tanta, tanta gente interesada en nuestro arte: el dibujo, la historieta...
 ¡Hay futuro!

Muy buena reseña de Gastón Ocariz en Neoverso:

martes, 14 de febrero de 2017

Starsky & Hutch en la Argentina,1977

Mi etapa inicial en la editorial Columba se cerró en la primera mitad del año 1977. Se habían agotado los guiones de la serie 3 X la Ley y la imposición de imitar estilos ajenos ya me resultaba demasiado pesada. Se me ofreció la posibilidad de volver a colaborar con la editorial MOPASA, en la que había publicado mi primera historieta en 1973, y allá fui, en busca de la libertad (y los apuros económicos, claro, ya que no era fácil cobrarle a la editorial de la calle Bolívar al 500).










Era un momento en que varios amigos del Estudio Géminis estaban colaborando con MOPASA, lo que me dio cierta confianza en que todo iba a ir bien: Sergio Mulko dibujaba El Planeta de los Simios, Hernán Torre Repiso, Horacio Merel y Huadi  también hacían lo suyo.


Freddy Grassi, hijo del conocido guionista Alfredo Julio Grassi, escribía los guiones de Starsky & Hutch, una revista que como su nombre lo indicaba, estaba basada en los personajes de la serie de TV norteamericana que en esos tiempos estaba de moda. Me tocó dibujar varios episodios y para poder ver la serie tuve que caer por la casa de parientes y amigo, ya que en el hotel en que vivía no tenía televisor. Fue divertido mientras duró.

El guionista Grassi fue el "modelo" para uno de los personajes de esta historieta

Recuerdo las vísperas de Navidad de aquel año, yendo y viniendo a la editorial para tratar de cobrar, acechando el paso de José Alegre, el célebr Turco, quien empezó a demorar los pagos y cada vez se hacía más difícil de hallar. Me encontraba en esas andanzas con Merel, los hermanos Morhain, Huadi, Miguel Prystupa, Angelito Fernández, el guionista Ferreyra y otros "acreedores", hasta que al fin, el 24 al mediodía la editorial Lasserre nos invitó  su almuerzo de fin de año y allí hizo efectivo el pago de la deuda de su socio, Alegre. Allí terminaron mis colaboraciones con la piratesca editorial.

Mulko y Frank Szilagyi no escaparon al rol de personajes de la historieta

Víctor Toppi, compañero de estudios en el IDA, también tuvo su papel

Diez años después, en 1987, caminaba por mi pueblo, Villa Ramallo, y me parecio ver un  dibujo conocido entre las tapas de las revistas de un quiosco... ¡y allí estaba: un ejemplar de Starsky & Hutch, en una nueva edición, flamante! Lo hojée presa de una indecible emoción y pude comprobar lo que me temía: el tiempo no había perdonado esos dibujos de mis comienzos, cuando mi estilo había dejado atrás el apoyo de maestros como Lito Fernández y Frank Robbins pero todavía no se consolidaba en un perfil claro y definido... Lógicamente, me apuré a comprar el único ejemplar que detentaba el quiosco... ¡para que nadie más lo viera!

Otro compañeo del IDA, José Colamussi, también cayó en la volteada

Claro, hoy que han pasado 40 años, puedo ver estos esforzados intentos de hallar un estilo con más comprensión y un dejo de nostalgia, por lo que me atrevo a exhibir algunos de aquellos cuadritos en los que aparecen, como era y es mi costumbre, amigos y colegas en el papel de varios de los personajes de la historia.
 ¡Espero que ya me hayan perdonado...!