domingo, 10 de octubre de 2010

Con Moreira en Lobos: donde murió el hombre y nació el mito

El sábado 2 de octubre se realizó la presentación de ¡¡Juan Moreira!! en la Biblioteca Popular Albino Capponi, con el auspicio de la Dirección de Políticas Culturales de la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad de Lobos, provincia de Buenos Aires.

Collage realizado por la gente de LobosNews, que realizaron una muy buena nota sobre el evento
 Foto tomada por Info Lobos


Nota realizada por Lobos Diario

Fue notable la concurrencia del periodismo local, mostrando todo un abanico de publicaciones virtuales y en papel, las que evidenciaron un fuerte interés por la cultura de la región. Fui interrogado a fondo y puede contar no sólo la génesis de mi libro sino los orígenes de mi relación con Lobos, que se remontan a 1978, cuando se realizó el primer Festival del Humor y la Historieta, donde concurrimos no demasiados dibujantes, pero que anticipó el gran suceso que tendrían los siguientes.


Dimaro, Leiva, y Massaroli;  foto de Lobos News

Me acompañaron en la charla dos destacados lobenses: el Secretario de Cultura, Ramiro Leiva, y el dibujante y editor Alan Dimaro, cuya obra pude conocer y admirar. Inmediatamente se creó un clima de cordialidad e interés por el tema que nos convocaba: la historia del gaucho indómito que terminó sus días a unas pocas cuadras de distancia de donde estábamos, allá por 1874.

Un público entusiasta y conocedor de la historia local se hizo presente, colmando la capacidad del lugar.  ¡Hubo gente que se vino desde Buenos Aires para presenciar el evento!



Video con partes de la charla

Volver a Lobos con una historieta que tiene tanto que ver con su historia, con un pasado tumultuoso y ya legendario, era un deber para mí y se convirtió en una gran alegría al ver que el recuerdo de Moreira sigue vivo en la ciudad. Como debe ser. Un pueblo debe construir a partir de su pasado. Y en ese sentido, me siento muy bien de haber contribuido con un simple granito de arena a la conservación y la recreación de un mito tan enraizado en esta ciudad de nuestra Pampa.


Finalmente, un generoso aplauso corona nuestros esfuerzos por contar, contar y contar.

El señor Aguilar me acerca amablemente una antigua revista Así llena de datos poco conocidos sobre la vida de Juan Moreira y sus descendientes.

La ilustradora y escenógrafa Silvana Delfino, lobense de ley, junto con su mamá

La charla después de la charla se prolongó largo rato mientras firmaba libros y conocía uno por uno a los asistentes que me habían acompañado en ese momento tan lindo para mi.


 
Las mujeres de lobos, firmes junto a Moreira, a la salida de la Biblioteca Capponi

Debo hacer una mención especial a las personas que hicieron posible mi presencia en Lobos:  Primeramente, María Belén Márquez y Ana María Sancho, quienes llevaron la inquietud a la Municipalidad. Sin olvidar la amplia y cordial colaboración de Griselda, secretaria del Secretario de Cultura, y Chiquita Capponi, directora de la Biblioteca, que fue fundamental para el buen éxito del evento y la sensación de estar en nuestra casa que sentimos en todo momento. Me llevo el mejor de los recuerdos. ¡Muchísimas gracias a todas!