lunes, 21 de marzo de 2016

De A Tiza y Carbón para el maestro Carlos Casalla, con pasión por la historieta nacional,


El 19 de marzo en la librería Lipi.Bropos de Moreno, se presentó en sociedad el N° 3 de una revista excepcional, que sin prisa pero sin pausa, a razón de un número por año, viene llenando un vacío en el universo de las publicaciones de historietas: cada número se dedica por entero a un autor de los imprescindibles, de los que fueron, son y seguirán siendo los pilares de la hisorieta nacional-


Tras abordar a Alberto Breccia y José Luis Salinas en los primeros números, esta vez le tocó al gran Carlos Casalla y su inmortal personaje El Cabo Savino. Tuve el honor y el gusto de ser invitado a participar. Lo hice con la historieta La Decisón de Savino, que retoma el tema ya planteado magistralmente por Casalla y Álvarez Cao en una memorable hitoria de los '70 sobre un hipotético encuentro del Cabo con el mítico Juan Moreira. De allí el dibujo de la tapa, un orgullo muy grande para mí, poder dedicarle este trabajo al creador de un personaje tan querido, tan nuestro.

 Con Sonia Olmo, conductora de la publicación, y algunos de sus colaboradores: Iván Franco, Oenlao y Peré Claudio Pereyra

La librería Lipi-Bropos, un bastión de la historieta nacional en Moreno, donde nace y crece A Tiza y Carbón

Transcribo la excelente nota del sitio  Web Desalambrar, sobre la publicación:

La tiza sigue dibujando

Miércoles, 16 de marzo de 2016

Por Pabla Luzmia Fava. - Un joven Cabo Savino a cargo del lápiz de José Massaroli es el claro homenaje a la historieta gauchesca que sale en la tapa de la revista “A Tiza y Carbón”, que llegará desde la próxima semana a todos los kioscos del conurbano bonaerense. Se trata del número 3 de la publicación de historieta argentina producida en Moreno.
En este número se brinda homenaje directo al dibujante y guionista Carlos “Chingolo” Casalla. Por un lado el lector podrá leer la entrevista realizada al propio creador del Cabo Savino y a continuación tendrá un estallido de creación en 5 páginas de la historieta inédita “Sabrina” con guión de su compañera de vida, Von Gebhardt y dibujos del propio Casalla.
Otra clase magistral de narrativa en imágenes es “La decisión de Savino” con guión y dibujos de José Massaroli, que una vez más vuelve a interpretar en su trazo al personaje clásico del universo folclórico de las viñetas. En esta ocasión nos muestra un posible encuentro entre Savino y Juan Moreira.
Una vez más la pareja, Sonia Olmo en guión y Alejandro Santana en dibujos, se juntan para invitar a los lectores de “A Tiza y Carbón” a sumergirse en una historieta histórica, “Tiempo de Pasto Verde”. Este trabajo va acompañado de una propuesta didáctica para que los docentes trabajen en las escuelas.
“La historieta es una gran herramienta educativa, nos ofrece innumerables formas de comunicación. Un lenguaje para indagar en nuestros orígenes”, señala la directora de la publicación, Sonia Olmo.
Claro que la revista no se limita a estas tres creaciones. Como siempre, Fernando Ochoa ofrece la tercer aventura de su saga escrita “Dentro de cuadro” y ahí cerquita está la ilustración homenaje a Casalla del maestro Horacio Lalia. Mientras tanto, “Kan” avanza en su segundo capitulo de este personaje creado por Roberto Díaz. Otra página que sirve para pensar la historieta actual es la entrevista al Culebrón Timbal realizada por el joven comunicador social Joaquín Ebel.
En esta edición también están los trabajos de nuevos talentos como Luis Cano, Iván Franco, Raúl Martínez, Fernando Matollo, Francisco López y Jorge Saucedo en dibujos y Oenlao y Peré con escritos de gran valor informativo.
En resumen, este año la revista pisa fuerte, con rayos de pasado, presente y futuro.
Si no se aguantan la ansiedad de tener este ejemplar en sus manos, el sábado 19 de marzo en la librería Lipi Bropos, ubicada en la calle Martínez Melo 178 en Moreno, se ve a realizar la presentación con los artistas que le dan cuerpo a este ejemplar.

Con más hacedores de la revista A Tiza y Carbón: Fernando Piaggio, Enrique Santana y Fernando Ochoa

Con todo el equipo, cuando la presentación del número 1 de A Tiza y Carbón, en la Biblioteca Nacional, en 2014.

No pude asistir a la presentación, lo que mucho me hubiera gustado, pero desde aquí les envío a todos los que ponen el hombro para que esta maravilla sea posible, mi profundo agradecimiento por haberme convocado a compartir un espacio que el tiempo y los crecientes lectores van valorando, buscando y esperando cada vez más.
¡Adelante, con Tiza y Carbón, con tinta y coraje, compañeros, por muchos números más!