jueves, 6 de octubre de 2011

DuckTales criollos

Hace un tiempo empecé a colaborar con la editorial norteamericana Boom! Studios. Fundada en 2005, viene publicando una buena cantidad de revistas, entre ellas, varias con los personajes de la Disney. No hace mucho decidieron sacar una nueva, con viejos conocidos de todos nosotros: los patos creados por Carl Barks, el Tío Patilludo y los Sobrinitos, que en la década del '80 fueron llevados a la televisión; o sea, las famosas Pato-Aventuras o, para decirlo en su idioma original: Duck Tales.

   Tapa del número 1, dibujada por Castellani, y el guonista, Spector

Un llamado de emergencia de uno de sus editores, por recomendación de un buen amigo, me puso a trabajar inmediatamente en el número 1 de la nueva revista, que apostaba fuerte:  el guión pertenece nada menos que a Warren Spector, creador del exitoso videojuego EpicMickey.  Las primeras páginas las había dibujado el argentino Leonel Castellani, quien debió abandonar luego el equipo.


Esta vez no podía contar con mi pasador a tinta habitual, Raúl Barbero, convocado por Manuel García Ferré para animar en su nueva película, así que recurrí a mi viejo amigo Rubén Torreiro, con quien habíamos compartido trabajos en varias ocasiones.

 
 Aquí me pusieron a prueba:  tenía que dibujar viejos villanos creados por Barks. ¡Hubo que rastrear por internet y viejas revistas para dar con ellos!

Debido al apuro, no pudimos dibujar más de tres páginas, quedando el resto a cargo del estudio brasileño Magic Eye. No es ésta la mejor forma de dibujar una historieta, pero el objetivo de publicar a tiempo se cumplió.


A partir de ahí, continuamos dibujando los guiones de Warren, cada vez más páginas por número, siempre con el mismo apuro, que obligaba a entregar página por página. En el número 2 hicimos 13 páginas, 18 en el número 3 y al fin la historieta completa en el número 4: ¡22 páginas!

 

Continuamos colaborando con los números 5 y 6, pero sólo con el lápiz, ya que del entintado se encargó James Silvani, gran conocedor de los innumerables personajes que acompañan a Darkwing Duck en sus aventuras. Esta saga en realidad, pertenece a la categoría de las llamadas cross over, es decir, donde se mezclan universos distintos. En este caso, el de los DuckTales con el del pato Darkwing. Habiendo dibujado a esta versión plumífera de Batman allá en los tiempos de la Disney Adventures, fue un lindo reencuentro.


Veremos cómo sigue esta aventura, pero desde ya quiero agradecer a la gente de Boom! que ha confiado en mí para dibujar en tiempo record estas historietas. ¡Parece que hay patos para rato!