lunes, 22 de septiembre de 2014

Taller y Presentación en el Comicazo de Córdoba

El Comicazo de la ciudad de Córdoba tuvo su primera edición entre los días 4 y 7 de septiembre, en el marco de la Feria del Libro de esta ciudad, tal vez la más grande del interior del país.

Invitado por la organización del evento, encabezada por el ilustrador cordobés  Fernando Sosa, participé del mismo los días sábado 6 y domingo 7. Partí de Buenos Aires el viernes a la noche, en compañía de los colegas y amigos Horacio Lalia, Sergio Ibáñez y Rubén Meriggi, también convocados por el Comicazo. parecía una reedición del viaje a Chile de 2010, que también compartimos.




z
Grata sorpresa: la gran cantidad de asistentes, de todas las edades

Digno de notar,también, el interés puesto de manifiesto por los asistentes al taller.
Hora de recordar cómo se dibujan los patos...

Aunque los patos pueden parecer pasados de moda, el procedimiento para dibujarlos resulta útil para muchas otros estilos de historieta, de ahí el interés de la gente joven.




Terminado el taller, me esperaban los periodistas de la revista 16:9 y Córdoba TV - La Maja para una nota, que se puede oir aquí:
Almuerzo reparador, siesta imprescindible,  y de nuevo en la lucha, acompañando al amigo guionista y editor Oenlao, recién llegado y ya instalado con sus libros en una mesa del Cabildo. En esta sección también se exhiben dibujos humorísticos y pude hacerme de mi propia mesa, unos pasos más allá.

La amabilidad de los cordobeses no se hizo extrañar. Aquí recibo un excelente dibujo del dibujante Miljaus, a cambio de un Tío Patilludo

No faltaron los auto-editores que a pulmón van sacando adelante sus creaciones, como el amigo Jean Franco, quien acaba de obsequiarme dos de sus publicaciones. 

Noche de recuerdos: Ibáñez y Meriggi contaron curiosas anécdotas, vida y milagros de la última parte de la larga existencia de la editorial Columba, en la charla conducida por Iván Lomsacov

A los postres de la opípara cena, en un concurrido restaurant al costado del Cabildo

Afuera, la noche cubría la plaza principal, donde la Feria del Libro tuvo lugar, carpas mediante

Domingo 7 a las 16 horas, de nuevo al pie del cañón, esta vez presentando mi libro ¡¡Facundo!! ante concurrentes ávidos por conocer más sobre la historia y la historieta nacionales.

Oenlao, con preguntas certeras y medidas evaluaciones, me acompaña en la charla. Aquí, exhibo su libro El Facón de Almanegra, en uno de cuyos episodios aparece Facundo, con mis dibujos.

Un guionista y editor que no cesa, cada vez más, cada vez mejor. Trajo a Córdoba sus ultimos libros: Clones y Laberintos, y Legionarios

El gusto de dedicarle un ejemplar de ¡¡Facundo!! a Fernando Sosa, infatigable conductor del evento, siempre atento a resolver cada situación.

Tarde del domingo: Oenlao a la espera de los interesados en su obra, visto desde la mesa en que yo mismo exhibía mis propios libros.

Despidiéndome del Comicazo, con Oenlao y Sosa

Brindando con champán con Meriggi e Ibáñez, en el micro, ya de regreso, el domingo a la noche. ¡Misión cumplida!

Al regreso, después de un buen descanso, las imágenes y las emociones vividas en estos dos largos días acuden a la mente y una buena forma de ponerlas en orden es redactar esta nota, ya nostálgica, ya esperanzada de que estas aventuras se repitan. Todavía quedó Lalia en Córdoba, para dar su charla como invitado principal, el domingo a la noche, mientras cruzábamos las pampas de vuelta a casa. Antes habían pasado por allí el legendario Julio Olivera, creador de Piturro, y el no menos mítico Clemente Montag, con los que lamentablemente no llegué a encontrarme. Sólo queda, a la hora del balance, agradecer profundamente a Fernando Sosa, a Natalí Córdoba y a todos los amigos cordobeses o llegados de otras regiones, por la calidez y amistad que nos brindaron.
También agradezco a Lionel Alisi, Sebastián Giménez y Julio Molina Muscará, por las fotos que facilitaron para esta nota, y, por sobre todo...
¡Muchas gracias, CÓRDOBA!