miércoles, 17 de junio de 2015

La historieta nacional en Moreno, Tiza a tiza, Carbón a carbón...


 El viernes 5 de junio en la sede del Instituto Superior de Formación Docente Nª 21 “Ricardo Rojas”, de Moreno, provincia de Buenos Aires, se presentó el segundo número de la revista “A Tiza y Carbón: En defensa de la historieta nacional”, emprendimiento que busca reinstalar un género que por muchos años pobló los quioscos y la imaginacipón de millones de lectores, y hoy se ha visto relegado ante los tremendos cambios que se han producido desde finales del siglo XX. Este número está dedicado al enorme maestro José Luis Salinas, uno de los más importantes creadores de la historieta nacional.

   La charla, en el S.U.M. del Instituto R. Rojas

En la mesa: Sonia Olmo, directora de la revista. Fernando Ochoa, José Massaroli, un ex director del establecimiento, Alejandro Santana y Fernando Piaggio

 Santana dibuja para el público

Claudio Peré desarrolla una notable exposición sobre los primeros habitantes de este continente, hasta llegar a la batalla del Río Luján y sus leyendas, laque tuvo por protagonistas a los fundadores de Buenos Aires, y que aparece en una historieta incluida en la revista.


Agradezco a Claudio Peré el obsequio de esta notable publicación que dirige: Memoria, Historietas para el Registro del Imaginario, donde profundiza en la historia de los indígenas guaraníes, el Paraná, Buenos Aires y la conquista 


Otra interesante publicación de Peré

Mi turno de contar sobre la historieta histórica y gauchesca



Juan Moreira, Dorrego, Facundo y La Vuelta de Obligado ilustran la charla.

Hay más información en la muy buena nota de Fernando Ochoa, en la página: http://desalambrar.com.ar/La-historieta-es-el-mejor-lenguaje
Debo mencionar que una de las muy buenas notas de la revista, también de Ochoa, expone de manera muy imaginativa, sendos reportajes a Silvestre Szilagyi y a un servidor, dentro de la trama de una narración que se bifurca por territorios oníricos e historietísticos. Su título: Dentro de Cuadro, Capítulo 2: La Aventura sin TiempoEn ella, aparezco, bastante graciosamente, comentando algunas características de la legendaria editorial Columba.

Con los hacedores de la revista A Tiza y Carbón, en su base de operaciones: la librería Lipi Bropos, de Moreno.

Dando testimonio de la creciente importancia de la historieta histórica, quedan mis libros en los estantes de Lipi Bropos, en muy buena compañía. 

Con todo el equipo, cuando la presentación del número 1 de A Tiza y Carbón, en la Biblioteca Nacional.

Ha sido un gusto haber podido acompañar desde el número 1 la trayectoria, de esta revista que está haciendo un camino siempre ascendente, en importancia y calidad, hacia la llegada de lo mejor de nuestra historieta, no sólo al gran público, sino a las escuelas y sus alumnos, futuros lectores y hacedores de una Historieta Nacional que debe volver, y lo hará sin duda, por sus fueros.
¡Muchas gracias, Sonia y todo el brillante equipo de A Tiza y Carbón, por brindarme la posibilidad de ser de la partida!
¡Y vamos por el númeo 3!