lunes, 2 de abril de 2018

Tormenta recibe la Orden del Buzón

El 13 de marzo se realizó la primera entrega del año de la Orden del Buzón, y me tocó nada menos que ser el portador del mítico buzoncito con farol y tornillo adosados para que lo recibiera ella... ¡Tormenta! Desde que apareció cantando Cebando Mate, siendo ambos Adolescentes Tiernos y Muchachos de Blue Jeans, que la sigo... ¡¡¡ y por fin la alcancé!!! ¡Y hasta pude decir Brindo por Ti y por Mí!


Como siempre, el evento se desarrolló a sala llena

Muchas épocas de  mi vida tienen como parte de su banda musical muchos de sus temas y el sonido único, conmovedor, de su voz. ¡Esa voz! Tal vez sean el ADN italiano que compartimos, porque si tengo que buscarle un parecido a ese timbre tan especial, hondo y melacólico, diría que me recuerda a  las cantantes italianas de los '60 y '70:  Mina, Iva Zanicchi, Nada y otras. Con la particularidad de que Liliana Maturano (como supe que es su nombre real, muchos años después) le canta maravillosamente a las cosas nuestras, las de todos los días, las que conocemos: desde el mate, el colegio y las cartas a la distancia hasta hasta el sol que se pone, la lluvia, la luna, el drama de una madre alcohólica o el amor que vence a la muerte en la película Los Viernes de la Eternidad. 


También recibió el preciado galardón la escritora Hilda Guerra, a quien siendo "amigos de Facebook", tuve el gusto esa noche de conocer personalmente



Habla el conductor de la revista Aquél Buzón e infatigable animador de estas entrañables jornadas, Osvaldo Crespo, como siempre acompañado por su coequiper Rubén Reale


A punto de entregarle el hermoso símbolo de la Orden del Buzón a la mítica cantante y compositora

Me gustaría poder decir que estamos cantando a dúo... pero no: sólo es el momento en el que explico por qué es para mi un honor y una emoción inmensos, estar ahí



Tormenta, Liliana Maturano para sus amigos, ya es  miembro de la cofradía

Hilda Guerra y Tormenta firman el libro de honor de La Orden del Buzón, que ya lleva casi mil firmas

¡Muchísimas gracias, Hilda, por tu novela Sin Tiza y sin Carbón, que ya estoy leyendo ávidamente!

Noche de reencuentros: aquí con el querido amigo Jorge Volpe Stessens, director del Museo Diógenes Taborda de Parque Patricios

Con el destacado artista plástico Ricardo Didiego, infaltable en estas gloriosas tenidas

Con los conductores de la Academia Nacional del Tango, Walter Piazza y José María Kokubu, tangueros de ley

MassaroliOsvaldo Crespo a la hora de las despedidas 


Sólo en dos ocasiones había presenciado "en vivo" sendos shows de Tormenta: la primera vez en un viejo cine de Flores que ya no existe, a fines de los '90, y más recientemente, ya en este siglo, en un teatro de la calle Corrientes, donde tuve el gusto de arrimarme al escenario y entregarle mi primer libro de Orquídeo Maidana, aquel que publicara en 1997 y fuera el primero.

¡Muchísimas gracias, queridos amigos de Aquél Buzón por esta noche inolvidable!

Agradezco también las fotos que aparecen al final del álbum, aportadas por Imagen Exclusiva LC,, como siempre, excelentes!