lunes, 28 de junio de 2010

Dibujando al pato Donald (paso a paso)

Para su exhibición en el festival Animate! de Comics, Manga y Animé,  producido por el gran dibujante y amigo Rubén Meriggi, realizado en la ciudad de Rosario, y este último fin de semana en Buenos Aires, tuve el gusto de contribuir con el desarrollo paso a paso de la creación de una página de historieta, dibujada por mi el año pasado para la editorial Egmont de Dinamarca.

Empezamos entonces por leer el guión , una vez traducido, de la primera página de la historieta Oil Rig Blues (La Plataforma Petrolera), escrito por Gorm Transgaard:
Página 1
Cuadro 1-4
Avanza un moderno helicóptero hacia una plataforma marina de explotación petrolera.
A: ¿Por qué estás tan enojado, Tío Gilito?
B: ¿Y hacia dónde vamos?
C: A mi plataforma petrolera, Esmeralda! Ella me está dando mucho de dolor de cabeza últimamente!

Cuadro 5
Tío Gilito apesadumbrado. Sobrinos preocupados.
A: El pozo de petróleo submarino se ha agotado! Ahora ella es sólo un montón de inútiles trozos de metal y no sé qué hacer!
B: ¿Por qué no la hundís en el mar?

Cuadro 6
Donald se asombra ante lo que revela el consternado tío.
A: Y tener todos los grupos ecologistas del país boicoteando mis productos!? No, gracias!
B: Entonces, tendrás que arrastrarla hasta tierra firme!?

Cuadro 7
Helicóptero a punto de aterrizar sobre la plataforma. Aún no se ve gente sobre ella.
A: ¿Y desmantelarla?... ¡Sí, pero me costará una fortuna!
B: Pobre Tío Gilito! Siempre con un dolor de cabeza nuevo!

Cuadro 8
Sale un alegre obrero a recibir a Tío Gilito, que desciende enojado y apurado del helicóptero. Detrás de él, desganado, desciende Donald.
R: Bienvenido a Esmeralda, Sr. Gilito!
B: ¿Todo bien por aquí, Sr. Broadback? 

Cuando ya sabemos de qué se trata la cosa, agarramos el primer papel que tengamos a mano y hacemos pequeños bocetos de la página, buscando la mejor manera de contar la historia:
 
 Una vez elegida la mejor manera de enfocar los cuadros y componer la página, y habiendo buscado y estudiado la documentación necesaria, calculamos el espacio que ocuparán los textos y globos, y ya empieza la parte más divertida y emocionante, porque es cuando trabajamos con la mayor libertad: ¡bocetar la página!:
Cuando al fin tenemos resuelta la página, calcamos los bocetos o no, según nuestra costumbre o el estado en que haya quedado el papel (en mi caso, suele quedar bastante castigado...), y pasamos a definir todo con un lápiz negro, mecánico o de madera, lo más terminado y detallado posible:

 Esto se hace así, porque generalmente el pasado a tinta de este tipo de historietas debe ser realizado por verdaderos especialistas en la materia; en este caso, cedo la página a mi amigo Raúl Barbero, quien se encarga de darle el terminado con pluma, paciencia y su maestría habitual:

 Sólo falta hacer lo mismo con el resto de las páginas, escanearlas, enviarlas, y dejar que la editorial se encargue de colocar los textos, colorear la historieta, imprimirla como parte de la revista Anders And & Co. y hacerla llegar a los ávidos lectores europeos.

Esta historieta se publicó por primera vez en Dinamarca el 4 de junio del año pasado, y desde entonces ha visto la luz en Francia, Holanda, Noruega y Suecia.