martes, 20 de marzo de 2012

La noche de Robin Wood

El sábado 17 de marzo se realizó la Primera Reunión Woodiana en un elegante salón del centro cultural La Prove, en pleno centro de Buenos Aires. ¿El motivo? Fundamentalmente, las ganas de verse entre la gente que cultiva un mismo amor incondicional por la historieta nacional, en especial la escrita por este mago de la acción y la aventura, el genial guionista (y creo que la palabra "guionista" le queda chica) Robin Wood

 
Apenas llego, me topo con el escritor Germán Cáceres y el mismísimo Robin, de punta en blanco
 
Familiares de Carlitos Leopardi, el dibujante que dejó una huella imborrable en la saga de Nippur de Lagash y en la memoria de sus amigos


 Como en los buenos viejos tiempos de fútbol y asado, aparecen Rubén Meriggi y Walter Alarcón

 Nos conocíamos por mail, pero el amigo Patiño se vino desde el Chaco para participar del encuentro y no tardamos en estrecharnos en un abrazo

 Matías Antonelli me obsequia un hermoso dibujo en donde aparezco junto a mis personajes.

 
 ¡Muchas gracias Matías!

 Hablan los organizadores del evento

 Llega un grande: Gianni Dalfiume, el dibujante del enigmático Jackaroe

 
No sólo los hombres rinden culto a la épica: también en Woodiana hay representantes del bello sexo, como Romina Wust, que se aparece con un viejo trabajo mío

 De pronto, aparece mi imagen en la pantalla gigante, tal como me filmó Felipe Ávila en una entrevista de 2008; ¡el principal sorprendido fui yo!

 Al fin pudimos sostener un jugoso diálogo varias veces postergado con la legendaria Martha Barnes, puntal femenino de la Editorial Columba

Eugenio Zapietro, alias Ray Collins, el guionista de la última serie que dibujé para Columba, Carrick, con Felipe Ávila

 Con Javier Rago, Rolkiem, tal vez quien más hizo para que este encuentro fuera realidad

Una mesa, bien variada: Marta Ayala, Gaspar González, Juaro, Diego Aballay, Claudio Díaz, Massaroli, Rita Flood y Ana María Sancho
 
 El dibujante paraguayo Roberto Goiriz presenta su nuevo libro acompañado por Andrés Accorsi

 Robin, incansable, firmando autógrafos para los más de 100 concurrentes al evento

 Las chicas de IDA: Ana María y Marta

 
 Examinando viejas revistas con Rubén Ribeiro, otro de los pilares de Woodiana

 Compartiendo el escenario con la flor y nata de Columba, ala izquierda: Morhain, Zapietro, Armando Fernández, Caliva, Goiriz, Martha Barnes y Robin

 Ala derecha del escenario, rodeando a Robin, De la María, Falugi, Ibáñez, Coggiola, Morini, Meriggi, Alarcón, Barocelli, Carper y Gómez

Todos juntos ahora

 Hubo premios para todos

Dos grandes amigos: Ariel Avilez y Diego Aballay, disfrutando de la velada

 Juaro no perdió ocasión de caricaturizar a los presentes


 
Algunos de los excelentes originales que se sortearon

Una caricatura del amigo Patiño.

 Claudio Díaz, muy contento con su caricatura de Juaro

Tampoco me salvé del atento lápiz de Juaro

 Hubo que hacer algunos dibujos, claro

 

 Con Gustavo Preci, miembro de Woodiana, y Alberto Caliva, gran artista y amigo y viejo compañero del estudio Géminis
 
 Con el excelente fileteador Gustavo Ferrari y el magnífico trabajo que obsequió a Robin

 El legendario Robin en plena tarea de firmar autógrafos

 

Le muestro a Robin el libro en que atesoro encuadernadas mis primeras historietas para Columba, varias de ellas, con sus guiones


  La firma del mago

Con el ganador de uno de mis bocetos de Dennis Martin, el personaje de Robin que me tocó dibujar en mis comienzos

 Los "sobrevivientes de Columba": Néstor Barron, Carlos Pedrazzini, Massaroli, Sergio Ibáñez, Manuel Morini, Caliva y Basile

 Ahora con Graciela Stenico, la esposa de Robin, Alfredo de la María y Gustavo Ferrari

Hubo reecuentros emocionantes, como cuando apareció Rubén Marchionne, a quien no veía desde hace largos años, y con el cual terminamos dibujando codo con codo para los presentes; allí estaba también Carlos Pedrazzini, viejo compañero del IDA, Armando Fernández, mi guionista de Los Intrépidos, Sergio Ibáñez, compañero de un viaje a Chile... Hubo gente venida de muy lejos para compartir estos momentos entrañables: Juan Carlos Massa, desde Coronel Villegas, Patiño desde el Chaco, Barocelli desde Rosario, Gómez desde Córdoba, Goiriz desde Paraguay, un sanjuanino cuyo nombre se me escapa... ¡hasta un chileno, Jorge Aliaga Bravo, que se vino desde Antofagasta, había!

Amigos de toda la vida, partiendo después de una noche excepcional

 Los esforzados organizadores, el Oso, Rago, Ribeiro y Ávila, verdaderos héroes de la noche, ya que no fue nada fácil materializar, junto con otros compañeros, lo que originalmente fue sólo una linda idea: celebrar los 2000 miembros del grupo Woodiana en internet, lo que lo hace el más importante del medio. Luego todo fue una bola de nieve: Robin decidió venirse desde Paraguay, los dibujantes nos fuimos sumando y al final la gente respondió, convirtiendo el evento en una noche inolvidable. ¡Felicitaciones, muchachos! ¡Buen trabajo! ¡Que se repita!

Robin se quedó hasta el final. Anunció la próxima realización de un largometraje sobre su personaje emblemático, Nippur de Lagash, a filmarse en Mendoza, la inminente distribución digital de sus historietas por internet, la republicación en Clarín de las aventuras del sumerio errante, agasajó a sus dibujantes, estuvo siempre a disposición de sus admiradores, firmó, abrazó a todos, estrechó manos por doquier... como siempre: un astro de primera magnitud. Los dibujantes disfrutamos también mucho del encuentro con tantos cultores de la vieja historieta de Columba. ¿"Vieja"?... tal vez, si contamos los años que lleva en el fervor del público; pero seguramente y por lo visto en esta noche impar: ¿Olvidada? ¡Jamás!