viernes, 23 de mayo de 2014

Presentación de ¡VIENEN POR LOS RÍOS! El Camino hacia Obligado, en la Feria del Libro.

Y llegó por fin el 12 de mayo. El último día de la Feria del Libro, con los ejemplares recién llegados al stand de Ediciones Fabro oliendo  titnta fresca, todavía. Allí estuve, junto a Fabián D'Antonio, titular de esta pujante editora que ya lleva publicados más de 100 libros que proclaman y difunden el Pensamiento Nacional en todos sus aspectos... incluída la historieta.



 Unas breves y precisas palabras de introducción por parte de Fabián y ya estaba yo contando cómo fue hecha esta segunda parte de La Vuelta de Obligado, que resulta ser la primera de una trilogía por completar próximamente y que se llama desde el comienzo La Guerra del Paraná, ya que abarca mucho más que los hechos imborrables del 20 de noviembre de 1845.



Paso revista a hechos poco conocidos de nuestra historia que precedieron a la heroica batalla de Obligado, como el robo de la escuadra argentina del almirante Brown por parte de los "mediadores" anglo-franceses en el conflicto con el gobierno usurpador de Rivera en Uruguay, las tropelías de Garibaldi por las costas del río Uruguay, con el apoyo de la misma flota "mediadora", los preparativos en El Tonelero, Las Hermanas y finalmente en La Vuelta de Obligado.


Reseño también las vidas de héroes casi ignorados como los comandantes Thorne y Alzogaray, el mítico Gaucho Rivero, la abnegada Petrona Simonino, y el general Mansilla, más los muchos héroes anónimos que se dispusieron a defender con su vida el territorio nacional ante el llamado del gobernador Juan Manuel de Rosas, representante de la Confederacion Argentina, injustamente agradida por las potencias más poderosas del mundo.

 
 El equipo que realizó ¡Vienen por los Ríos!: Fernando Hrycak, diagramador y letrista, José Massaroli, guionista y dibujante, y Ramón Gil, responsable del color.

Finalmente, hubo preguntas que contestar, ejemplares que firmar, y entre quienes asistieron tengo que señalar una gran proporción de gente joven, sinceramente interesada en conocer los hechos de nuestra verdadera historia, tanto tiempo ocultados por la llamada "Historia Oficial". Esta es una de las cosas que más me alientan a seguir por este camino, nada fácil por cierto, pero lleno de satisfacciones como éstas. A partir de ahora, y con renovado entusiasmo, nuestras naves navegan rumbo a la tercera parte de la Trilogía, en la que ya empezamos a trabajar: ¡Victoria en el Paraná!