viernes, 28 de enero de 2011

Una de Branca...! (la mano del Maestro)

28 de enero de 2005 se nos fue un grande: Daniel Branca, cuando sólo llevaba 53 años de desparramar talento por nuestro país y Europa. Precisamente, a partir de su llegada a España en 1976, comienza su fama mundial al revelarse en poco tiempo como el mejor dibujante en actividad entre los muchos que ilustraban las aventuras del célebre Pato Donald, el personaje de Walt Disney. El mismo Carl Barks lo reconoció cuando le preguntaron a quién consideraba su sucesor.

Quiero recordarlo hoy, cuando se cumple un nuevo aniversario de su prematura partida, a manera de afectuoso homenaje, con una de sus historietas; una de las que más le divirtió dibujar, como él mismo me contaba riéndose con ganas en aquellos tiempos en que me guiaba magistralmente por el difícil camino de los patos Disney.


Ésta es una de las pocas historietas que Daniel pasó a tinta con su propia mano (generalmente en Disney se trabaja con pasadores a tinta especializados). Aquí se puede apreciar en todo su esplendor el humor tierno y ácido a la vez con que visualizaba cada cuadro y el genio inimitable de su trazo nervioso, ágil, vital.


 Daniel disfrutó mucho al dibujar esta historieta. Ahora, es justo que sus compatriotas, que no han visto casi nada de sus tantas creaciones para Disney, también se diviertan leyéndola, y le podamos brindar el sincero homenaje de la sonrisa, que se va convirtiendo cuadro a cuadro en sonora risa hasta desembocar en francas carcajadas. ¿Cómo evitarlo?. Basta con ver las expresiones, ladinas  o atribuladas del Pato y los increíbles movimientos, estirados hasta el borde mismo de la credibilidad, de aquellos personajes que Daniel Branca, un porteño universal, hizo suyos y manejó como nadie.










El título de la historieta en inglés es The Incredible Bulk;  el argumento es de Paul Halas y el guión de Jack Sutter. Fue publicada por primera vez en 1992 en varios países de Europa por la editorial Egmont.